Casinos en línea seleccionados


Bonus: | Up To:
Url:
Visitar ahora !


Bonus: | Up To:
Url:
Visitar ahora !

El jugar con Sinatra de Tom Dreesen

Represente esto: Usted es un cabrito pobre, en sus rodillas, brillando los zapatos en una taberna, escuchando Frank Sinatra en el jukebox. ¿Usted le piensa se imaginaría siempre que usted estaría trabajando en la misma etapa que su héroe del negocio de la demostración o estaría jugando algún día el póker en su casa? El cómico Tom Dreesen no se imaginaba que tal cosa podría suceder, pero después de que él satisfizo a abogado de Sinatra, Mickey Rudin, Dreesen consiguió la abertura de trabajo para la carta franca.

Memorias de Tom: “La segunda noche que me realicé, carta franca me llevó hacia fuera a la cena. Él dijo, “tengo gusto de usted de hacer algunas otras fechas con mí, si usted está interesado.” Esas “pocas otras fechas” dieron vuelta en 14 años en el camino, jugando lugares famosos en 40 a 50 ciudades al año, volando por todo el mundo en el jet privado de la carta franca. Hicimos amigos cercanos. Permanecía en sus seis horas caseras al año. Era pallbearer en su entierro. “

Para el momento en que la oportunidad vino adelante abrirse para la carta franca, Tom había estado ya en el camino con Sammy Davis por tres años, siguiendo un aspecto en la demostración de la esta noche.

Los años de Tom no previeron ciertamente su subida en la estratosfera de la hospitalidad, sino que lo enseñaron a jugar el póker. Él creció para arriba en un shack de Southside Chicago sin la tina o la ducha. Sus padres alcohólicos alzaron a ocho niños; Extraescolar caída Tom a ayudar a apoyar a la familia. En la niñez de Tom, el juego estaba por todas partes, y él aprendió jugar el póker en la edad nueve, continuando jugando mucho mientras que en la marina de guerra.

Más adelante, mientras que trabajan en Vegas, alrededor colgadas las tablas cómicas del póker, los pros que miran tienen gusto de Amarillo musgo delgado y de Johnny. Determinando a Sinatra como jugador potencial del póker, Tom dice él cree que el cantante popular habría sido un buen estratega porque él era gran agente. “Él podría guardar que demeanor fresco que usted necesita a través de la noche entera, donde su expresión no cambia si usted consigue un 9-4 en su mano o un par de as. La”

impaciencia de Sinatra lo guardó del póker cariñoso, pero él tuvo gusto del camaraderie. Por 20 años, cuando él era casero, había un juego cada noche de domingo en su casa. Tom estaba, y sigue siendo, un regular en esa tabla. “En esos días era Barbara Sinatra, Angie Dickinson, Roberto Wagner, St. de Jill Juan, Kirk Douglas, Gato Lemmon, Larry Gelbart, y sus esposas. Jugaríamos por cuatro horas, después pararíamos y comeríamos. Carta franca esté alrededor, mirando, o escuchando la TV, y vino siempre encima embromarme. La carta franca no pensó que los comodines y los potes partidos eran póker verdadero.

“Angie era el mejor jugador. Ella es elegante y sabe el juego. Larry Gelbart, creador del PURÉ, tenía siempre una línea divertida. Una noche durante una rotura de la cena, él estaba impaciente por conseguir de nuevo al juego, y Larry dicho, “comamos alrededor a Barbara.” Gato Lemmon se agrietó para arriba. Desde el día él murió, nosotros no juega gatos ni no mejora más, solamente reinas. “

En común con su carta franca del amigo, Tom Dreesen está implicada en trabajo caritativo. Tom juega el póker y el torneo del golf para la caridad así como ser un locutor de motivación corporativo. Qué él dice a hombre de negocios, él dice, se aplica igualmente al póker: “Crea que usted puede ganar, y usted. Su cerebro es como una computadora. Pensamientos negativos de la cancelación sobre perder. Si usted se siente mal los vibes en la tabla que le hacen incómodo, no se centre en ellos. Juegue las tarjetas, no la persona. Si usted aprende cómo controlar sus pensamientos, usted puede cambiar su vida. “

Sin embargo, Tom no aconseja el juego con su dinero del alquiler, puesto que hay un elemento de la ocasión: “Todavía depende de las tarjetas. Tenía un par de as en el agujero. El individuo al lado de mí se abrió para $500. Llamé y levanté $500. Otro individuo llamó mis $1.500 y levantó mil. Fui todo-en cuando subió un tercer as, pero el individuo rivered un rubor recto. Ésa es suerte

Frank Sinatra se sabe para los millares de canciones fabulosas, pero el que sería el himno nacional del jugador del póker es, sin una duda, “suerte sea una señora Tonight. La”

suerte era ciertamente una señora al amigo Tom Dreesen de Sinatra.

Close